22 marzo 2013

Viernes de Dolores, Semana Santa de reflexión

Hoy, Viernes de Dolores, es el inicio oficial de la Semana Santa. Y la verdad, nunca mejor dicho lo de dolores, porque desde hace una temporadita, como ya sabéis si me leéis por aquí o por las redes sociales, tengo unos cuantos dolorcillos, más anímicos que físicos es cierto, pero también de estos últimos. El mes de marzo está siendo muy regulero y ni siquiera los findes reducen el desencanto. La mala racha está en auge ahora mismo, es una realidad palmaria.

Hoy mismo, que debería estar bastante contento por comenzar #elmejormomentodelasemana y porque se avecinan días de asueto, pues no las tengo todas conmigo. Intentaré descansar y estar tranquilo, pero la semana que viene trabajo lunes, martes y miércoles, lo cual ya es un clásico, ni recuerdo cuando pude cogerme los tres días de Semana Santa.

Con todo y con eso, el hecho de trabajar esos tres días no es lo que me preocupa. Sí, es cierto, necesito descansar, desconectar, relativizar, y sobre todo, sopesar situaciones y ser más positivo con las dinámicas chuscas que ahora mismo son mis negociados vitales. Eso está claro, pero lo que realmente me preocupa, más allá de los problemas, es recuperar un estado anímico positivo. Afrontar problemas de bajón no es nada recomendable, y no quiero entrar en un círculo vicioso de desencanto, porque se retroalimenta y luego es muy difícil salir de ahí. Lo se porque me ha pasado alguna vez y no quiero repetirlo. Esta Semana Santa quiero reflexionar sobre mi momento, sobre donde estoy, sobre donde quiero estar, y sobre si estoy haciendo las cosas necesarias para cambiar ciertas dinámicas. Hace más o menos un año un chip despertó, y luego estalló una catarsis vital. Todavía está plenamente vigente, pero si no la trabajo se puede perder. Es momento de reactivarme. Además se cómo hacerlo. Sólo me hace falta creérmelo.

Afortunadamente, sois muchísimos los desencantomaníacos y muchísimas las acólitas de mi ecosistema digital, aparte de mi familia y amigos 1.0, los que me dais ánimos, me queréis y lo demostráis día a día, y eso sin duda es lo mejor que tengo, y una de las razones para luchar por estar mejor. Gracias a todos por estar ahí. Siempre.

Etiquetas: , , , , ,

1 Comments:

At 22/3/13 22:31, Anonymous Galeguiña said...

Y estaremos hasta que salgas de esa espiral que no me mola nada. Arriba me cago en todo!

Que no se diga eh?

 

Publicar un comentario

<< Home