28 noviembre 2010

El bautizo

Ayer fuimos mi contraria y yo al bautizo vespertino del hijo de mi prima y posterior ágape nocturno. Durante la semana notas que se va acercando el momento del compromiso social familiar y no le das mayor importancia, pero el mismo día de la celebración comienza a entrarte una pereza tremenda que va in crescendo conforme avanza la mañana y llega a cotas máximas minutos antes de prepararte para salir.

No es que me lleve mal con mi familia, todo lo contrario, pero se unen varias circunstancias por las que asistir al evento se te hace muy cuesta arriba. Si al final asistimos fue por el gran aprecio y cariño que tengo a mi prima y su familia, sino hubiera excusado mi presencia sin mayor problema.


A este no fuímos precisamente. Foto: El País

Vamos con la odisea. Primero, es tu sábado de descanso. Y lo probable (y que al final se cumplió) es que te pases casi todo el día fuera de casa. Aunque lógicamente es mucho peor ir a picar a una mina, no estar en casa es síntoma evidente de no descansar. Salir justo después de comer también afecta mucho, por lo menos a mis bioritmos.

Luego llega la logística, al no disponer de vehículo propio y ser el evento en una parroquia ATPC y el agape más ATPC todavía, llegar a tiempo a ambos sitios es misión casi imposible. Pese a la experiencia que he adquirido con los años, coger tres transportes públicos un sábado en Madrid (los horarios no tienen nada que ver con los de un día normal pero hay igual o más gente curiosamente) y tardar más de hora y media en llegar a la parroquia crispa al más pintado. Afortunadamente una vez allí nos consiguieron transporte para el ágape y la vuelta a casa. Sino ya me veía soltando 50 euracos al taxista de turno de noche.

Por fin llegas a la iglesia. Uno, que está a caballo entre el agnosticismo radical y el ateísmo moderado, entra a ver el sacramento con respeto por el ritual católico pero sin la emoción del que cree en él. En otras palabras, aburrimiento. A más a más, cuando hay 5 bautizos a la vez. El dato que maneja el populacho de que un bautizo dura 20 minutos es una falacia en toda regla. Más de una hora allí metidos. Como mal menor, hay que decir que noté que el 90% de los allí presentes también se aburrió, no fui yo solo, y eso quieras que no hace sentirte parte de la comunidad.

Y ahora le toca el turno al convite. Sin duda lo mejor del evento, porque las penas con pan son menos. Todo muy rico, eso sí, te pones las botas. La dieta al garete, pero por lo menos lo disfrutas. Siempre hay que torear preguntas insidiosas de la family tipo ¿Todavía no habéis encargado el niño a la cigüeña? o ¿Porque no conduces?, pero se sobrelleva porque ya tengo experiencia en responder alguna bordería con gracia. Si la conversación con los comensales que me han tocado es amena, pues no problem, pero esos momentos de silencio porque ya te has dicho todo lo que te tenías que decir se hacen algo largos y te imbuyes en tus propios pensamientos (Menos mal que el Barça-Madrid es el lunes y no hoy ...).

Y vuelves a casa. Y a sacar al perrón claro, que está el tío aguantando como un crack nuestra ausencia de más de ocho horas. El problema es que es la 1:00 AM y en la calle hace tres grados bajo cero. vamos, que no apetece un carajo, pero le sacas porque quieres mucho a tu mascota.

Y despiertas hoy domingo, y te das cuenta que no has hecho ninguna tarea doméstica ayer por preparar el evento y asistir al mismo, y te toca hacerlas todas hoy. Por eso, cuando me he levantado, he escrito este post pataleta.

PD: Si alguna vez lees esto Prima, no te lo tomes como algo personal, me pasa en casi todos los eventos familiares a los que voy, que no son muchos, tú lo sabes. Gracias por invitarme.

PD2: No olvidar enviar el regalo al niño a casa de mi prima por mensajero. Sí, es lo que estáis pensando, no nos dio tiempo a comprarlo. El dinkismo de perfil bajo es lo que tiene ...

Etiquetas: , , , ,

4 Comments:

At 28/11/10 10:39, Blogger gratis total said...

jajajajajaja, mira que eres petardo, podrías haberme llamado y yo te llevo en mi coche al evento!
sólo una pregunta: por qué no lo tuiteaste? así se te hubiera pasado más rápido, con nuestros chascarrillos

 
At 28/11/10 10:58, Blogger Jean Bedel said...

@gratistotal, ya me hubiera gustado tuitearlo, pero uno es pobre y no tiene tarifa plana de datos :-), y en el establecimiento no había WIFI abierta. Toda una confabulación judeo masónica contra mí :-)

 
At 28/11/10 12:12, Anonymous alegna said...

al menos tenias que haber sacado alguna foto, para cotilleo popular :)

 
At 28/11/10 17:33, Blogger gratis total said...

a partir de ahora, para que una celebración tenga éxito, hay que tener wifi en el local!!

 

Publicar un comentario

<< Home