28 septiembre 2013

Mismidades

A veces tardas en darte cuenta de algunas cosas. No quieres hacerlo, no te interesa, te niegas sistemáticamente. Incluso te autoengañas. Hay situaciones que te incomodan, no sabes afrontarlas, te perturban. Pero el tiempo, la razón y la perspectiva lo curan casi todo, y te das cuenta, más tarde que temprano, que algunas dinámicas son cómo son y no como quisieras que fueran. Adaptarse a un mundo vital en constante movimiento nunca fue sencillo, sobre todo si los movimientos son inesperados y, en algún caso, hasta sorprendentes.

Pero últimamente creo que lo estoy consiguiendo. Estoy buscando el modelo para sentirme cómodo en nuevas situaciones, en nuevos frentes, estoy tomando otra perspectiva vital en general. Recuperar algunas sanas costumbres y desechar otras poco positivas, incluso lesivas para mente y espíritu. Y eso me hace estar más contento, más animado.

A partir de aquí, una vez superada esta primera fase, que ha sido un poco un desierto, llegará el asumir nuevos retos, recuperar objetivos, vislumbrar ilusiones. Y llegará el Oasis. Beberemos agua, llenaremos las cantimploras, y volveremos a andar el camino, mirando hacia adelante. Siempre hacia adelante.



Etiquetas: , , , ,

2 Comments:

At 28/9/13 12:55, Anonymous Anónimo said...

Positivo, esperanzado y con ganas de lucha. Esta es la mejor versión de ti mismo. Y en realidad, de eso se ha tratado siempre, ¿verdad?. Enhorabuena!


Pogona Vitticeps

 
At 28/9/13 20:17, Blogger Jean Bedel said...

Pogona, efectivamente. De hecho, la vida parece que tiene pinta de ser ni más ni menos que esto, superar las crisis y luchar. Gracias por seguir leyendo, estás desde el principio. Abrazos :-)

 

Publicar un comentario

<< Home