17 abril 2010

El loco del tren

Ayer, volviendo en cercanías a casa desde el curro, me paso algo muy parecido a lo que ya viví hace casi un par de años en un vagón de metro. Un deja vu en toda regla. Salvo por la diferencia de transporte público, la situación fue casi calcada. Y el desenlace, también.

Nada más entrar al tren y sentarme, entró a continuación un desequilibrado al vagón hablando en alto, gesticulando y lanzando soflamas e insultos a diestro y siniestro. Era un chico joven y bien vestido, pero el desequilibrio mental era palpable. Nada más entrar, la tensión entre los que compartíamos el vagón se hizo notar. Yo decía para mis adentros, "que no se siente al lado mío, que no se siente al lado mío". Imaginaos donde se sentó, claro.


Y me empieza a hablar. Y yo, que estaba escuchando música con los auriculares, ni caso. Y el loco hablándome más fuerte y gesticulando. Y yo, mirándole por el cristal de enfrente y ni caso. Y Así dos interminables minutos hasta que llegamos a Sol. Evidentemente no era el destino de mi viaje, pero no me hubiera quedado en ese tren ni aunque al lado mío viajara la mismísima Scarlett Johansson, por muy musa mía que sea. Tengo la impresión de que algún viajero más decidió hacer también esa escala técnica.

Quizás fuera inofensivo, pero no me quedé en el vagón para comprobarlo. Como diría mi progenitor, cobarde sirve para otra guerra ...

Etiquetas: , , , ,

2 Comments:

At 17/4/10 18:50, Blogger skav said...

el mundo está lleno de zumbados.

 
At 18/4/10 4:11, Blogger Boro said...

Y que lo digas.

 

Publicar un comentario

<< Home