27 agosto 2011

Crónica vacacional (II): Sevilla y alrededores

Segunda y última entrega de mi repaso a las vacaciones de este año en el sur de la piel de toro. Después de estar en Huelva, en casa de mi familia política, nos invitaron a pasar un par de días con una prima de mi contraria, en un pueblecito cercano a Sevilla, así aprovecharíamos para visitar la ciudad y volvernos en el AVE. A última hora decidimos que era mejor volver en el Alvia, ya que el tiempo que te ahorras no merece la pena la diferencia de precio. Sí, Sevilla en pleno agosto es bastante heavy por el calorazo que hace, pero bueno, ya que estábamos, adelante con los faroles.


Catedral y Giralda. Un must see de Sevilla.

La verdad es que Sevilla nos gustó mucho. Si dejamos a un lado el calor que hacía (dentro de todo tuvimos suerte y no nos pilló la alerta naranja de la tercera semana de agosto), la verdad es que es una ciudad con mucho encanto y muchos sitios que ver. Evidentemente con un día de visita abarcas lo que puedes, que no es mucho, pero sí lo principal, lo más turístico. Eso sí, hay que preparar buen calzado porque Sevilla se visita pateándola. Casi todo el centro, el casco antiguo, es peatonal y no hay otro remedio.


Jardines de Los Reales Alcázares, una autentica pasada.

Nos dejaron por la mañana en la estación del Metro de Sevilla de Ciudad Expo y nos bajamos en Puerta de Jerez (no hay pérdida, solo hay una linea). Dedicamos la mañana a visitar lo típico, comenzamos bajando avenida de la Constitución, vimos la Catedral y la Giralda, El Real Alcázar (una autentica maravilla arquitectónica, crisol de estilos, seguramente lo que más me gustó) y acabamos callejeando por el barrio de Santa Cruz, entrando a alguna que otra iglesia más. Dos detalles, mogollón de cristofrikis de las #JMJ por la calle, prestos y dispuestos como los que más a cantar a 40º al sol, que aguante tienen, y la pesadez de las gitanas, que huelen a turista de lejos y te asaltan por todo el centro con sus ramitas de romero. Al principio les dices que no educadamente, al final ni las miras.


El Tranvía Sevillano. Decepciona su corto trayecto.

A la hora de comer, por sugerencia de la prima de mi contraria, estuvimos de tapeo en la zona de la calle San Eloy, degustando pescaito frito y cerveceando, muy rico todo. Evidentemente no se nos ocurrió ir a los restaurantes de Avda/ Constitución, claramente pensados para los Guiris, caros y de calidad regulera.

Por la tarde, ya estábamos cansados y tras la manduca mucho más, subimos hasta Puerta de Jerez en el Tranvía, por probarlo más que otra cosa, ya que el trayecto es cortísimo, y visitamos La Torre del Oro y Plaza de España (que estaban montando un sarao para un rodaje). Nos dejamos muchas cosas sin ver a uno y otro lado del río, como el Parque de María Luisa o Triana, pero tampoco queríamos darnos una paliza, lo que no se vea, ya se verá, porque volveremos.


Callejuelas del Barrio de Santa Cruz. Zona con mucho encanto.

Al día siguiente nos lo tomamos de tranqui, fuimos a ver la Peli El Origen del Planeta de los Simios (me gustó aunque es un cine palomitero 100%), y por la tarde/noche la familia de mi contraria nos hizo un tour por los pueblecitos del extrarradio sevillano, tapeamos también muy rico y luego acabamos en la Feria de Salteras tomando algo.

En resumen, nos lo pasamos bien, cumplimos con mi familia política, desconectamos e hicimos un poco de turismo a precios módicos, porque íbamos con alojamiento gratuito. No se le puede pedir más al viaje. El año que viene será diferente, si podemos y todo va razonablemente bien (con la crisis nunca se sabe, y además es posible que ya estemos mudados al piso nuevo), queremos hacer un viaje fuera de España, que ya toca, pero todavía quedan 11 meses para que eso suceda. Si sucede, aquí lo contaremos.

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

At 28/8/11 22:41, Blogger gratis total said...

Rio de Janeiro?

 
At 29/8/11 8:03, Blogger MCarmen said...

Sevilla una vez al año y en el ebe, es una maravilla. Animaros y venid este año. Me he apuntado el sítio de tapeo. Muchas gracias y buena crónica.

Un saludo. M.Carmen

 

Publicar un comentario

<< Home