06 diciembre 2012

Blog en borrador

Este blog, queridas desencantomaníacas y estimados acólitos, está atravesando sus peores momentos desde que comencé a escribir, allá por mayo de 2004 (ya ha llovido). Estoy seguro que los habituales que seguís leyendo (infinitas gracias por ello) me daréis la razón. Negar la evidencia no tendría el menor de los sentidos. Las razones y los porqués de esta crisis de publicación están suficientemente trillados en varias entradas del último año y medio, no voy a volver sobre el particular.

Soy yo el primero que quiere que La Belleza continúe adelante, me sigue gustando escribir y, de alguna forma, he vuelto a recuperar el sentimiento de contaros muchas más cosas sobre mis circunstancias vitales, sobre cómo veo la jugada. Vale, me tenéis todos los días en las redes sociales, pero no es lo mismo. Sigo sintiendo ese cosquilleo que entra cuando llevas muchos días sin actualizar y piensas que te falta algo. Y esa señal es la culpable, por el momento, de que no cierre el invento definitivamente.

Las cosas tienen que cambiar. No me pongo fechas, no me pongo objetivos, pero algo tiene que ocurrir para que vuelva a una publicación más o menos regular. El blog es eso, actualización, contenido fresco (aunque sean chorradas), continuidad. Si pasa un mes sin actualizar o con cuatro o cinco entradas, por muy decentes que sean, técnicamente la bitácora no está cerrada, pero a todos los efectos es cómo si lo estuviera.

Y el caso es que tengo varios posts en borrador, unos cuantos, esperando ser publicados, pero muchos, por desactualización o por falta de remate, no han visto la luz todavía. Comenzaré por ahí, me da pena que duerman el sueño de los justos. Y por lo demás, iré haciendo. Y si no hago, un buen día nos tendremos que despedir del proyecto. Antes ni me lo planteaba. Hoy en día tengo una duda razonable. Los blogs tienen su ciclo vital y La Belleza podría haber cumplido el suyo. O quizás no. El tiempo dirá.

Etiquetas: , , , ,

2 Comments:

At 6/12/12 10:42, Anonymous phaskyy said...

A ver. Te cobran el alquiler del local por mantenerlo abierto? No, verdad?.
Pues eso. Déjalo abierto. Siempre será un sitio donde puedas acudir.
A mi me encantaría poder escribir un blog, pero no se. Por eso me fastidia leer estos planteamientos de cierre.
Déjalo como está, y es escribe sólo cuando te apeteza. Tampoco debe ser una obligación.

Besitos.

 
At 6/12/12 10:53, Blogger Jean Bedel said...

La verdad es que tienes toda la razón :-) Por eso no lo he cerrado todavía, supongo yo. Besotes jefa :-****

 

Publicar un comentario

<< Home