15 diciembre 2012

Spotify Premium. Yo quiero

Los que me conocéis bien por ser asiduos de este blog ignoto y desencantado, por leerme en las redes sociales o, los menos, por conocerme personalmente, sabéis perfectamente que la música es muy importante en mi vida.

Una afición que comenzó a transmitírme mi madre (que era muy beatlera y yeyé) y que se afianzó definitivamente en mi adolescencia tardía por mi querencia a la guitarra, y ya más mayorcito por tocar en Horas de Farsa y por esa devoción casi obsesiva por el pop rock español de los años 80 y 90.



En general, me gustan casi todos los estilos y, salvo el universo comercialoide al uso, la música electrónica cercana a la discoteca y toda suerte de Reggaetones y variantes, devoro todo lo que me llega. La música que siento, la que vivo y la que escucho, me transmite mucho más que un simple pasatiempo. Me llega a emocionar, porque muchas de esas canciones están asociadas a momentos de mi vida importantes.

Y, como uno ya va siendo viejuno, tras haber pasado por todos los formatos conocidos para escuchar música en los últimos 30 años (radio, tele, vinilos, cintas de casette, videos VHS, CD's y DVD's, mini-disks y otros inventos), llegó Internet. Y claro, el mp3 fue el rey y a fe que me lo tomé en serio. Pero todo evoluciona y la música en la nube se abrió paso. Y entonces llegó Spotify.

Lo probé desde que lo lanzaron, hará unos 3 años. Siempre en la versión free. Y me encanta. Vale que no tiene todas las canciones (echo de menos a Pink Floyd u Oasis, por poner solo dos ejemplos) pero aun así es una de las aplicaciones imprescindibles en mi universo digital.

Y desde que mi gran amiga y compañera de batallas dospuntoceristas @unidosporlared me regaló una suscripción Premium de 3 meses por mi cumpleaños (regalazo!, muchas gracias princess), pues la experiencia y el disfrute se han incrementado mucho más si cabe. Eso de descargar la música en el móvil y que esté toda ordenadita y sincronizada con la app de escritorio es #MUYBIEN.

No hay duda ni vuelta atrás, renovaré la suscripción. No andamos muy finos de pelas pero hay cosas de las que ya no se puede prescindir.

Etiquetas: , , , , ,

2 Comments:

At 15/12/12 15:51, Anonymous phaskyy said...

Madre mía. Que ilusión me ha hecho saber que también has sido usuario de minidisc. Somos muy pocos. Lástima que no se comercializara mejor. Era el mejor sistema de grabación digital.
Los músicos si supieron apreciarlo.
MUYde acuerdo con lo del reguetón.
Añadele el rap español.
Muacks

 
At 16/12/12 9:25, Blogger Jean Bedel said...

phaskyy, lo del Mini-Disk fue una muy buena idea pero mal vendida. De todas formas también tenía los días contados, como CD's o DVD's, aunque sean HD. Internet ha barrido con todo. Lo del Rap Español a mí la verdad es que me gusta :-). Soy así de raro. Kisses.

 

Publicar un comentario

<< Home