06 marzo 2010

De Gymkanas y maratones

Han pasado 9 días desde el accidente de la Sra. Bedel y ya ha vuelto a casa, ayer le dieron el alta. Lo que en un principio es claro síntoma de alegría, abandonar un hospital casi siempre lo es, enseguida se torna en ceños fruncidos, asfixias y dificultades cuando te das cuenta que valerse por sí mismo con una escayola y unas muletas no es nada fácil, por lo menos al principio.


Comenzamos la etapa 2, usease, pierna en alto y sin apoyar. No son para nada unas vacaciones pagadas para ella. El simple hecho de ir al baño se convierte en una auténtica Gymkana y los dolores deben ser curiosos. Además, la impotencia de la dependencia pasará su factura. Y para mí, en fín, sin comentarios. Los días laborables son una maratón y los fines de semana se convierten más que en un descanso en un no parar de hacer las cosas de casa que no te han dado tiempo a hacer en la semana. Osea, todas. Son las 19:30 y recién me puedo sentar un minuto a las teclas. Y lo peor no es, con todo, lo difícil que ha sido tomar la salida, lo peor es lo lejos que se ve la meta ...

Etiquetas: , , ,

6 Comments:

At 6/3/10 19:52, Blogger Gratis total said...

de ahi al cielo, ahora todo irá mejor!

 
At 6/3/10 20:06, Blogger Makoto said...

Cada noche que caiga pensad que es un día menos.

Te comenté que en una lesión de este tipo lo más difícil es mantener el ánimo alto, pero es fundamental no hundirse. La luz al final del túnel está ahí y llegará, seguro. El camino es muy largo y muy cuesta arriba, eso sí.

Ánimo, mucho ánimo.

Y sí, hacer cualquier cosa con muletas y escayola es un mundo. Además, con una operación de este tipo se descubren nuevas definiciones de la palabra "dolor", pero todo pasa, y os aseguro que llegará el día en que todo esto sea sólo un mal recuerdo. Paciencia...

 
At 6/3/10 20:20, Blogger Fátima said...

Ánimo, crack! Que el tiempo pasa volando y cuando te des "cuen", estáis haciendo de nuevo tartas en la thermomix! ;D No te olvides de firmarle la escayola...

 
At 6/3/10 20:39, Blogger Ane said...

El tiempo vuela, aunque los momentos de convalecencia parezcan eternos, cuando menos te des cuenta ya estais de paseo.
Ahora "al mal tiempo ponerle buena cara".

 
At 7/3/10 1:57, Blogger Muriel said...

Jean, la impotencia de la dependencia duele mucho, muchísimo, pero hace que valores mucho más a quien tienes a lado y, una vez superado el trance, te hace sentirte más feliz por no depender.
En cuanto a la lejanía de la meta, ni os lo planteéis. Solamente el día a día y una vez superado, pensad que la meta está más cerca.
Jo! parezco un predicador...jeje!
En fin, adelantee!!

 
At 8/3/10 10:36, Anonymous Anónimo said...

Vamos a ver Jean, si ella logra ser un poco más autonoma, los dos os sentireis mejor. La solución pasa por ALQUILAR una silla de ruedas, con lo que ella adquirira autonomia, y se sentira mejor.
Lo digo por experiencia.
Toma las medidas de la anchura de las puertas y del pasillo, así como del ascensor y vete a por una que cumpla las medidas. Veras como todo mejora.
Adelante y dime algo.
Besos a los dos
Armiño negro

 

Publicar un comentario

<< Home